sábado, 31 de diciembre de 2011

NOVEDADES SOBRE LA SABANA SANTA



La Agencia Nacional para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible italiana (ENEA) ha realizado un estudio durante los últimos cinco años para intentar reproducir la Sábana Santa, que se encuentra custodiada en Turín. Los científicos han corroborado en su intento por realizar una copia que no se trata de una falsificación, como aseguran algunos, sino que el sudario es real.

Los investigadores sólo consiguieron imitar el efecto de la tela, aplicando en el lino láseres ultra violeta de alta intensidad y abrasando el material. Comprobaron que presenta unas características físicas y químicas tan peculiares que actualmente hacen imposible obtener en el laboratorio una coloración idéntica en todos sus componentes. Por lo tanto, se deshecha la teoría de que un falsificador medieval fue el autor de la reliquia.

Los resultados del informe de ENEA indican que “esta incapacidad de repetir (y por lo tanto de falsificar) la imagen de la Sábana Santa impide formular una hipótesis fehaciente respecto al mecanismo de formación de la impresión. De hecho, al día de hoy la ciencia todavía no está en condiciones de explicar de qué modo se ha formado la imagen corpórea en el Santo Sudario. Los científicos se lamentan de la imposibilidad de realizar mediciones directas en la tela de la Sábana Santa y en parte podría ser una justificación. De hecho, el último análisis experimental in situ de las propiedades físicas y químicas de la imagen corpórea del Sudario fue efectuado en 1978 por un grupo de 31 científicos en nombre de la Shroud of Turin Research Project, Inc. (STURP)”.

“Los científicos han usado instrumentos de vanguardia, puestos a su disposición por diversas casas productoras, cuyo valor comercial alcanza los dos millones y medio de dólares. Han efectuado numerosas mediciones no destructivas de espectroscopia infrarroja, visible y ultravioleta, de fluorescencia de rayos X, de termografía y pirólisis, de espectrometría de masa, de análisis micro Raman, fotografía en transmisión, microsocopía, extracción de fibrillas y test microquímicos", continúan las conclusiones del estudio.

Los resultados del informe de Enea indican, además, que "el Sudario se remonta al siglo I, es decir, no es medieval. También hemos comprobado la total ausencia de pigmento, o sea, es posible decir que no fue hecho por la mano del hombre. Todos los fragmentos que hemos hallado son de origen orgánico", dice el documento, que incluso habla de "sangre".

“Las implicaciones son... que la imagen se formó por una explosión de energía ultravioleta tan intensa, que sólo puede ser sobrenatural. No creo que se haya hecho nada igual”, asegura a The Independent Luigi Garlaschelli, profesor de química en la Universidad de Pavía.

Para Paolo di Lazzaro, quien dirigió el estudio, "cuando uno habla de un destello de luz capaz de dar color a una pieza de lino en la misma forma que el sudario, la discusión inevitablemente cae en el terreno de los milagros".

El Dr. Di Lazzaro asegura que “si sus resultados van a suscitar algún tipo de debate filosófico o teológico, es cuestión de los expertos y de la conciencia de cada persona”.

6 comentarios:

  1. Yo soy creyente y tengo fé y además no necesito creer en una triquiñuela de trapo, que nada nos aporta.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y si ese trapo hubiera cubierto a Tu Señor antes de la Resurrección?

    Como poco corregirías tu lenguaje.

    Pero no te culpes. Lo mismo pasa con la Eucaristía. Tanto Cuerpo de Cristo, Cuerpo de Cristo y si alguien de verdad se diera cuenta de que ahí está Dios, el Señor, no podría comulgar de otra manera que no fuese de rodillas y en la boca y después de haberse tirado en plancha al suelo por lo menos siete veces.

    Tenemos tanta "fe" y tanto "espíritu" ultimamente que no nos damos ni cuenta que Dios también usa lo material para santificarnos: el Pan y el Vino, los Santos Óleos, las Reliquias...

    Presumimos tanto de "Fe madura" y de "Santificación sin idolatrías" que no somos capaces ni de leer las Escrituras bien y ver como los primeros cristianos se ponían encima los trapos de Pablo para ser curados o dejaban caer la sombra de ellos sobre sí mismos para sanarse.

    Si esa Sábana Santa cubrió a mi Señor, merece mi más sincero respeto y veneración. ¿No le Amo a Él? ¿Cómo no voy a gozarme en lo que Él tocó? ¿Acaso no se hace lo mismo con los recuerdos (fotografías, objetos que él usaba...) de un Familiar muy querido?

    ResponderEliminar
  3. Quería decir: "la Sombra de Pedro"

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este señor no se ha leido aquel pasaje evangelico en el que una señora de fe se salvo solo por tocar la borla del manto de nuestro Señor...

    ResponderEliminar
  6. Luigi Garlaschelli es un mentiroso que en 2009 dijo haber reproducido el Sudario, cosa que después se demostró que era un disparate total. Ahora afirma que se creó a través de un hecho sobrenatural. Es un científico poco serio.
    El sudario es, sin dudas, un mensaje del Señor para nuestro tiempo. Porque puede leerse con la tecnología de hoy y, además, demostrar que es imposible reproducirlo. Ahí estuvo la obra de Dios. Aún así, hay mucho malintencionado buscando desacreditarlo con estupideces. Gustavo

    ResponderEliminar