jueves, 19 de agosto de 2010

LA CRISIS DEMOGRAFICA DE ESPAÑA Y EL COLAPSO DEL ESTADO

Tres datos de máxima importancia conocidos recientemente reflejan la situación critica que vive nuestro país en cuanto a salud demográfica se refiere.

El primero es, que a pesar de los grandes flujos migratorios y de la alta natalidad de la población extranjera de nuestro país, el índice de natalidad ha vuelto a disminuir dejando la tasa en 10,73 nacimientos por cada mil habitantes, esta tasa por supuesto es muy inferior en la población autóctona española, este dato que es uno de los mas bajos del mundo refleja la imposibilidad de que se produzca un relevo generacional que asegure el porvenir de España como nación y estado sostenible.

Otro dato nefasto que viene a sumarse al anterior es, que España tiene la tasa de abortos más alta de toda la Unión Europea, se estima en unos 220.000 abortos anuales si contabilizamos los realizados por métodos farmacológicos que no son recogidos por las cifras oficiales, España no solamente tiene una muy baja tasa de natalidad, sino que además somos los primeros en asesinar a nuestros niños.

El último dato ilustrativo sobre la crisis demográfica que vive nuestro país es que los matrimonios han disminuido en un 11%, dejando claro que la familia tradicional en nuestro país esta en clara decadencia con todas las consecuencias negativas para la salubilidad demográfica que lleva asociado este hecho.



¿Cuáles son las consecuencias de estos datos?

La consecuencia más grave a medio plazo es, que la pirámide poblacional se está invirtiendo, es decir, cada vez hay mas personas en edad de jubilación e improductividad que consumen recursos y menos personas en edad laboral, se calcula que para el año 2035-2040 la pirámide poblacional estará completamente invertida y las personas en edad de consumir recursos será el doble que las personas en edad de producir.

Con el actual nivel de productividad laboral, y sin tener en cuenta las altas tasas de paro, despilfarro económico, etc, el estado español será inviable en tan solo unos pocos años, sistemas como la Seguridad Social que han dado estabilidad y bienestar a nuestro país desde antes de la instauración del sistema democrático, serán progresivamente recortados hasta su total inviabilidad en tan solo unos pocos años, como dato personal a aportar, no conozco a ningún economista que no tenga un plan de pensiones privado, ya que es sabido que es más que probable que el sistema de cotizaciones actual, sea incapaz de hacer frente a la demanda de subsidios de desempleo y pensiones en tan solo 3 o 4 años.

¿Hay alguna solución?

La solución aplicada por el actual gobierno de Jose Luis Rodriguez se ha basado en políticas de Ingeniería Social que además de inútiles, tienen un carácter criminal y profundamente inmoral, básicamente la propuesta del gobierno ha sido la de avanzar en el proceso de legalizar la eutanasia y en liberalizar más aun el aborto para eliminar a sectores de población “improductivos” como son los niños y los ancianos y apostar por la importación masiva de inmigrantes en edad laboral y que representan una mano de obra barata para el campo y para la industria.

Si bien una inmigración controlada cualificada y afín a nuestra identidad puede paliar levemente la crisis demográfica de España se ha visto que las políticas migratorias en toda la Unión Europea basada en una inmigración masiva y descontrolada, en muchas ocasiones incluso hostil a nuestro valores, más que resolver el problema lo que ha hecho es agravar la situación en cuanto se ha producido un incremento del gasto social además de otros problemas derivados de la falta de integración.

¿Cuál es la solución?

La solución pasa necesariamente la promoción de una cultura de la familia que reactive en la conciencia colectiva de nuestro país la necesidad de recuperar a la familia tradicional como base y pilar fundamental de nuestro porvenir y también de nuestro presente.

Instaurar una legislación y una educación que acabe con el crimen del aborto para siempre y que sea tratado por la sociedad como lo que realmente es, un crimen inmoral que socava nuestra dignidad como personas y que hipoteca nuestro futuro, una sociedad que asesina a sus niños esta inequívocamente destinada a la desaparición.

Promocionar la espiritualidad tradicional de nuestro pueblo que es el cristianismo como base para una nueva revitalización nacional en cuanto a valores se refiere, la reactivación en nuestro país de nuestra identidad católica lleva asociado en si el fortalecimiento de la familia tradicional, y el aumento de la tasa de natalidad que es vital para que España no desaparezca como nación y como estado en tan solo un par de décadas.


¿Qué ocurrirá si no se soluciona el problema?

Simplemente el estado será inviable e incapaz de hacer frente a las demandas básicas de la población y entrará en quiebra, el kaos se irá apoderando de la sociedad ante la desaparición de los servicio básicos y el proceso continuara hasta la completa muerte de España como estado y como nación, si por el pecado entra la muerte al mundo, y España ha pecado gravemente al asesinar a sus niños que son el futuro y al optar por la destrucción de la familia tradicional base insustituible de nuestra sociedad.

Por: Antonio M.R.

1 comentario:

  1. Buenas, tengo que decir que estoy de acuerdo contigo (autor) en este artículo, tengo una profunda educación cristiana y creo que los valores que promueve la iglesia son buen timón social. Existe sin embargo una pregunta que me ronda preocupantemente la cabeza y a la que sinceramente espero que alguien dé una respuesta práctica y es ¿si se promueve la natalidad con estos valores, que repito, creo que son buenos y naturales, no existirá en muuy breve un colapso demográfico(si esque no lo hay ya)? y de ser así, ¿ Que solución que no sea matar o cohartar la libertad de tener hijos se le podría dar ?

    Un preocupado saludo.

    ResponderEliminar